sábado, enero 21, 2006

Las Crónicas de Narnia - 'Aventuras en Desventaja'


Una vez finalizado el trabajo de resumen con lo mejor del cine durante el año pasado, el cual quise dejar un buen tiempo como único tema de discusión y debate, y habiendo además otras labores que me han tenido ausente de este blog, entre ellos la celebración de nuestra primera mujer que se erige como presidenta de Chile, Michelle Bachelet, vuelvo a la carga con los comentarios de cine que le han dado vida a este espacio virtual propio.





Las Crónicas de Narnia: El Léon, la Bruja y el Ropero

AVENTURAS EN DESVENTAJA


Nada mejor que comenzar nuestros comentarios cinematográficos con un título muy esperado por grandes y pequeños durante el año 2005, aunque recién fue estrenado durante la primera semana de enero del 2006: Las Crónicas de Narnia: el León, la Bruja y el Ropero, del célebre autor británico C.S. Lewis. Bajo la dirección del neozelandés Andrew Adamson, el mismo cerebro tras las exitosas cintas animadas “Shrek” y “Shrek 2”, la versión cinematográfica de uno de los best seller que más generaciones ha cautivado desde la primera parte del siglo XX, por fin pudo ser apreciado en la pantalla grande con todos los adelantos que el cine moderno es capaz de ofrecer a los realizadores de la década actual, para que estos consigan un resultado más que óptimo a la hora de recrear mundos de fantasía y ficción, los que dejan boquiabiertos a los más pequeños y logran sacar aplausos entre los más exigentes espectadores.



Ahora bien, esta nueva superproducción no ofrece nada más allá que recrear precisamente el mundo imaginario del británico C.S. Lewis, contemporáneo de otro inglés, J.R.R. Tolkien, el mismo que le dio vida a textos como la grandiosa trilogía de “El Señor de los Anillos”, llevada al cine por otro talentoso neozelandés, Peter Jackson. Ahí radican en mi opinión las desventajas con que cuentan estas crónicas del León Aslan, la Bruja Blanca y los cuatro hermanos que ingresan a su reino a través de un armario, y es que precisamente fue tan alta la vara que dejó la saga épica que Jackson llevó al cine, que resulta demasiado inútil no sustraerse a ese enorme trabajo de producción cuando se está frente al trabajo de Adamson. Siendo historias diferentes, aunque ambas fruto de la pluma de dos genios literarios dentro de estos mundos fantásticos, está claro que “Las Crónicas de Narnia” está muy lejos de ser otro grande de la cinematografía mundial, al punto de disputarle el liderazgo de este año a producciones que iremos conociendo con el correr de los meses.

Si nos centramos exclusivamente en la trama, entraríamos derechamente a poner en una misma balanza el talento de Lewis con el de Tolkien, y esa tarea no solo se alejaría de un análisis de cine, sino que además resultaría injusta, porque una cosa es el elemento literario, y otro el cinematográfico, por lo cual solo debemos dirigirnos a los enfoques que ambos directores, Adamson y Jackson, trataron de entregar en propuestas épicas como estas. Y es ahí donde Adamson queda en débito, porque queda la sensación que mensajes como la traición, el arrepentimiento y la nobleza aparecen totalmente supeditados a los efectos especiales y a la gran producción de esta realización. Si Jackson logró quitarle protagonismo a efectos especiales tan imponentes dentro del relato de Frodo y el anillo, fue justamente por un guión potente en cuanto a relaciones filiales, el que supo explotar a la perfección en personajes como los hobbits y quienes lucharon con ellos contra Sauron, mientras que en “Las Crónicas de Narnia” tuvo muy poco peso específico la traición de Edmund contra el Fauno Mr. Tummus y el posterior sacrifico de Aslan, el noble león. Faltó más tiempo sin duda para profundizar en estos pasajes, y eso se notó, convirtiendo a estas crónicas en solo una cinta más para niños, con mucho colorido, efectos y una grandiosa producción, pero con un pobre legado.



Aún así estamos frente a una magnífica realización en cuanto a lo audiovisual, capaz de neutralizar los sentidos en muchas escenas, y que logra devolver el espíritu de niño a muchos que ya conocíamos la historia gracias a la versión literaria o a cintas animadas exhibidas por televisión. Si tuviéramos que hablar de actuaciones, la verdad es que tampoco hay un saldo sobresaliente, siendo solo la interpretación de la actriz escocesa Tilda Swinton la que logra destacar un poco más. En todo caso, tampoco se le sacó mayor provecho al tener a su cargo nada más y nada menos que el rol de una de las villanas más clásicas, la perversa Bruja Blanca que convierte en piedra a sus enemigos. Los cuatro niños cumplen dentro de lo que se les pide, por lo tanto sería difícil hacerles una evaluación mucho más allá, aunque obviamente nadie encontrará en alguno de ellos a los equivalentes de Dakota Fanning o Iván Dobronravov, ya que ni los roles ni la mirada del director les permitió sobresalir a esos niveles.

En definitiva, con una asombrosa puesta en escena, gracias a digitalizaciones sorprendentes, que le dieron vida a personajes tan célebres como el león Aslan, uno de los puntos altos en cuanto a efectos, y los valientes guerreros que lucharán hasta la muerte en la batalla final por Narnia, esta película cumple con su cometido: entretener.

No hay motivo para ser en extremo exigentes, ni mucho menos categóricos, ya que “Las Crónicas de Narnia: el León, la Bruja y el Ropero” si bien lo más probable es que no se instalará como la mejor película del año, de todos modos estará dentro de lo mejor del Cine de Ficción del 2006. Más allá de algunos ripios, lo último ha quedado fuera de discusión, aunque recién estemos en el mes de enero.


Entretenida





Ficha Técnica:

Nombre: Las Crónicas de Narnia: El León, La Bruja y el Ropero (The Chronicles of Narnia: The Lion, The Witch and The Wardrobe)
Género: Ficción y Aventuras
Dirección: Andrew Adamson
Guión: Andrew Adamson, Christopher Markus, Stephen McFeely y Ann Peacock. Basado en el libro de C.S. Lewis.
Reparto: Tilda Swinton, Skandar Keynes, Georgie Henley, Anna Popplewell, William Moseley, James McAvoy, Jim Broadbent, James Cosmo, Kiran Shah, Liam Nelson y Rupert Everett (voz de Aslan)
Producción: Mark Johnson
Música: Harry Gregson-Williams
Fotografía: Donald M. McAlpine
Montaje: Sim Evan-Jones y Jim May
Vestuario: Isis Mussenden
País: Estados Unidos
Idioma: Inglés (y doblada en español)
Duración: 140 minutos
Año:
2005
Link: http://adisney.go.com/disneypictures/narnia/

11 comentarios:

Pablo Arias dijo...

Que puedo decir, me gustó bastante esta película.
Sí, es cierto, quedan muuuuchos meses y muchos estrenos por ver (Saw II, Piratas del Caribe II, El Código Da Vinci, entre otras), pero por ahora, estaría calificando entre las mejores del año por su magia y bella fotografía. Si comparamos, no, no supera al Señor de los Anillos... pero es que es re difícil... la trilogía de Tolkien en el cine es mi favorita.
Sigue con el blog Jorge... que estes bien!

El Hincha dijo...

Es inevitable comparar Narnia con El Señor de los Anillos, así como inevitable fue siempre comparar a Lewis con Tolkien. No olvidemos que más allá de contemporáneos, ambos fueron compañeros y rivales.
En cuanto a los libros, Narnia es una creación destacable, pero hecha para un público menos que juvenil. Se nota en su lenguaje, en su presentación. Es una obra literaria para niños, lo que no le quita peso específico, sino que simplemente la restringe un público que no requiere de mayor preparación para comprenderla. El Señor de los Anillos, en cambio, es un libro de difícil comprensión y que incluso va más allá de tres libros. Tolkien creó un mundo, con razas, lenguajes, culturas. Entrar a la Tierra Media es adentrarse en un mundo completamente nuevo con códigos que es necesario aprender, con años de historia antes y después de los sucesos descritos, etc. Entrar al ropero y llegar a Narnia es pasar, simplemente, de la realidad a la fantasía.

Después de esta lata, sólo quiero agregar que Narnia es una buena película para niños, pero que no conmueve, no convence y no entretiene a quienes buscamos algo más en el cine que simple diversión.

Saludos, muy buen blog… te haré link

lolito dijo...

Definitivamente, no es mi tipo de literatura, por lo tanto no me llama la atención para ir a verla en lenguaje cinematográfico. Aunque quedé "wow" cuando ví el trailer en el cine, solo me quedé en eso. En mi casa, todavía tengo los libros que nunca fueron leídos...no sé por que nunca me llamaron la atención.

Saludos, Lore

Lorena Sáez dijo...

No la he visto, pero sí leí el libro y a la edad que lo hice creo que esta producción no superaría lo que me entretube usando mi propia imaginación. Hay obras, como la de Tolkein, que son para llevarlas al cine, pero hay otras que más vale sólo leerlas.
Saludos!

Edge dijo...

Nada...

Me alegro que existan estos tipos de Blogs.

Además compartimos algunas ideas y los estudios que ejercemos.

SalU2
T.

Jorge Valenzuela dijo...

Bueno, antes que todo, un saludo a todos quienes han comenzado a opinar en este blog, El Hincha, Lolito, Lorena Sáez y Edge. Desde ya muchas gracias, y sean bienvenidos.

Sobre "Las Crónicas...", sinceramente creo que ustedes lo han dicho todo. El Libro resultó imbatible en comparación a la película, la que además, tiene una historia muy orientada hacia el público infantil, y no así a un abanico más grande de público. De ahí que se hayan desaprovechado mensajes como la 'traición' y el 'arrepentimiento', los cuales un Tolkien en la literatura, y un Jackson en el cine, jamás habrían presentado solo como un motor de batallas monumentales, sin profundizar más en ellos a través de los personajes y sus vaivenes sicológicos.

Creo, sin temor a equivocarme, que hay un consenso claro: solo entretiene, pero nada más.

Anónimo dijo...

Tolkien y Lewis nunca fueron rivales, de hecho eran grandes amigos. Compararlos resulta muy difícil porque es tratar de poner frente a frente el Bauhaus y el Roccoco.. cosas diametralmente distintas. Es mas... Tolkien debe sus publicaciones a dos grandes personajes en su vida: su hijo Cristopher y su amigo Lewis, a quien mas tarde conviertiera al cristianismo, si estos no lo hubieran incentivado "el señor de los anillos" podría ser un montón de papeles arrumados en un ático.
La película es entretenida, muy entretenida. Es bastante fiel al libro en cuanto puede y sí, lamentablemente las actuaciones de los niños no son las mejores aunque destacan al dulce Georgie Henley y el arrogante Skandar Keynes.
Personalmente me gustó mucho esta película aunque siempre he preferido la versión de Bill Melendez y sus dibujos animados.

Te felicito por tu blog. Estás invitado a participar tambien de nuestro humilde blog colectivo llamado Cinematografía.cl
échale un ojo y nos dices si te interesa, buscamos diferentes ángulos de visión para el cine comercial y nuestro cine nacional.

Jorge Valenzuela dijo...

Cinematografía.cl

Muchas gracias por la invitación, de hecho, linkearé el sitio dentro de un nuevo link: Blogs de Cine. Como estuve una semana fuera de Santiago, con mi viejo, quice desentenderme un poco de internet, pero una vez de regreso agradezco una vez más sus buenos comentarios hacia este blog de cine.

Gracias. :)

Edge dijo...

Que esperamos ahora compadre?

Munich?

Brokeback Mountain?

Por mi parte espero "Match Point"...

SalU2
T.

Jorge Valenzuela dijo...

Este jueves veo sí o sí "Munich", de Steven Spielberg, y junto a otro estreno importante de hace una semana, serán las nuevas películas que tendrán su comentario este fin de semana en el blog.

Ojalá les guste. :)

Anónimo dijo...

Esta película tiene la "gracia de encantar" a chicos desde 5 años en adelante y lo viví con mi hijo de 6 años.Disfrute mucho verla con él y lo que es más comentarla a la vez.
Me sorprendió gratamente la manera tan entretenida como fué adquiriendo vida está cinta y lo más hermoso es sin lugar a dudas, para mi la FOTOGRAFIA.
Margot.