lunes, abril 23, 2007

Ciudadano Kane - Todo Por Rosebud'

... Esta es una obra mayor, mucho más que un mero clásico, aquí estamos hablando derechamente de un nuevo concepto de cine, que tanto en su época como a través del tiempo ha marcado a generaciones...


Ciudadano Kane
(Citizen Kane)


TODO POR ROSEBUD





Escribir sobre un clásico del cine no es una tarea fácil, más aún cuando sobre esta cinta se ha escrito y se ha dicho de todo, pero bien vale la pena detenerse y darle una mirada un poco distinta a uno de las obras más importantes de la cinematografía mundial, ya que desde su estreno en las salas estadounidenses, en aquel lejano año 1941, provocó un vuelco en la manera de hacer cine, lo que en buenas cuentas significó un antes y un después desde Ciudadano Kane, la primera y más impresionante de las películas escritas y dirigidas por el mítico Orson Welles, el mismo cerebro detrás de otro clásico llevado al cine, “La Guerra de los Mundos” de 1939, aunque en esta última solo ofició como actor.

Basada en la historia de un magnate de las comunicaciones de aquella época en el gran país del norte, Welles se inspiró en el controvertido William Randolph Hearst para presentar una historia cuyo comienzo transita por enigmáticos pasadizos, algunos de ellos cercanos al género policial, pero que de pronto pasa a ser casi como un documental sobre la vida del protagonista, el ciudadano Charles Foster Kane (Orson Welles), para derivar posteriormente en una intrigante búsqueda por descubrir la historia personal de este polémico hombre, cuya muerte inspira esta investigación, así como la última palabra que se le oyó segundos antes de su deceso: “Rosebud”.



Orson Welles puede ser efectivamente uno de los mayores genios de la primera parte del siglo XX en Estados Unidos, y si nos concentramos exclusivamente en su carrera cinematográfica, descubriremos que este actor, director, guionista y productor, que en 1941 solo contaba con veinticinco años de edad, le hace honor a estos pergaminos no solo por lo exitoso de su trabajo, sino porque en buenas cuentas tuvo la maestría de aportar con una nueva escuela en el arte de la dirección, mediante técnicas y narrativas que no se habían explotado con anterioridad, siendo este “Ciudadano Kane”, su ópera prima como director, la guía para nuevos directores que no escondieron su admiración por el legado de Welles.

Esta película, que aunque muchos no lo crean solo ganó el Oscar de ese año por mejor guión original, tiene además el gran mérito de ser una historia que no ha perdido vigencia con los años, ya que indagar en telarañas como las del poder, la arrogancia e incluso la corrupción, ligadas a una historia humana llena de intensidad, le han permitido a esta obra maestra del séptimo arte ser un patrón para cualquier historia contemporánea que quiera contarse, siempre teniendo como protagonista a algún poderoso, sea del ámbito que sea. Orson Welles pudo haberse cobrado viejas cuentas con William Randolph Hearst al momento de realizar “Citizen Kane”, pero por increíble que parezca, más que apuntar sus dardos contra el hombre que hasta intentó frenar la exhibición del film, Welles desnudó la historia de todos los Kane que pudiésemos imaginar.



Aunque la historia comienza con los últimos segundos de un hombre que muere cargando una esfera en una de sus manos, la que en su interior tiene una casa donde nunca cesa de nevar, el hecho de haber pronunciado “rosebud” tras expirar su último aliento, alentó a un grupo de periodistas a indagar y contar la historia de este Charles Kane. Primero se piensa en presentar su vida mediante imágenes del magnate en vida, así como de su fastuosa mansión llamada Xanadú y sus influyentes cadenas de diarios, radios y fábricas de las que era dueño. Sin embargo, luego de la escena de esta enigmática muerte, así como la de este breve documental en el cual se quiso presentar a Kane, Welles vuelve a dar un vuelco, para centrarse esta vez en la investigación sobre el protagonista y el significado de “rosebud”, esta vez mediante los más cercanos a Kane, incluyendo ex amigos, colaboradores y ex esposas.

Con técnicas que a comienzos de la década del cuarenta significaron toda una antiacademia a la hora de hacer cine, Welles mediante escenas con alto contraste a través de la iluminación, planos y profundidades de campo que acentuaron aún más ese estilo de cine negro, y por sobre todo, el inicio del concepto de “flash-back” para presentar al personaje central, convirtieron a la trama en todo un ejercicio visual e intelectual para el espectador, el que en definitiva tendrá que concluir qué tipo de ser humano es el que se le está presentando, tarea nada de fácil en realidad, ya que la complejidad de Charles Kane difícilmente lo convierte en víctima o villano de buenas a primera. Así opera la maestría de Welles, caracterizando soberbiamente a este hombre en diversas etapas de su vida, incluyendo su muerte al envejecer, como la de los demás actores que le dieron vida a su círculo más estrecho, destacando a la magnífica Agnes Moorehead como su madre en la infancia, Joseph Cotten como Jedediah Leland, ex amigo y crítico de espectáculos en su diario, y Dorothy Comingore, quien le dio vida a la rubia Susan Alexander Kane, su segunda esposa luego de haber sido su amante, y la causante además de su primer divorcio y el fin de su incursión en la política.



Aunque la definición de “rosebud” ha dado pie a innumerables interpretaciones, entre ellas que Kane podría ser un personaje ligado a los rosacruces, o que el término, tal como con Randolph Hearst tendría relación a la forma de los genitales de su amante, lo cierto es que para Kane el recuerdo de su infancia lo marcó para siempre, ya que esta fue la única etapa de su existencia en que realmente fue feliz, y estuvo libre de las tensiones y el dolor que la vida le deparó desde que fue forzado a abandonar a su madre para convertirse en un magnate. Sin pretender revelar qué significaba realmente esta misteriosa palabra, lo cierto es que la respuesta efectivamente está en esa casa donde la nieve lo cubre casi todo, incluido su apreciado trineo. Cuando Kane necesitó más que nunca de ese recuerdo, incluido el momento de su muerte, “rosebud” volvía a su mente para consolarlo.

“El Extraño”, “La Dama de Shangai” y “Sed de Mal” fueron solo algunos de los títulos que le siguieron a este “Ciudadano Kane”, pero lo cierto es que el constante Nº1 donde siempre es ubicada a la hora de escoger a la mejor película de todos los tiempos, no es pura o simple casualidad. Esta es una obra mayor, mucho más que un mero clásico, aquí estamos hablando derechamente de un nuevo concepto de cine, que tanto en su época como a través del tiempo ha marcado a generaciones. Podrá aburrir a cierto tipo de público, y podrá incluso despertar suspicacias entre los detractores del cine norteamericano, pero nadie pondrá en tela de juicio una obra que merece ser vista por todos aquellos que ven al cine como un arte, no solo como un pasatiempo. Orson Welles hizo su parte, y desde hace sesenta y seis años la visión del público y la crítica ha dado su veredicto, con el resultado ya conocido por todos.


Excelente





Ficha Técnica:

Nombre: Ciudadano Kane (Citizen Kane / The Citizen)
Género: Drama
Formato: DVD
Director: Orson Welles
Guión: Herman J. Mankiewicz y Orson Welles
Elenco: Orson Welles, Joseph Cotten, Dorothy Comingore, Agnes Moorehead, Ruth Warrick, Ray Collins, Everett Sloane, George Coulouris
Producción: Orson Welles, Richard Baer
Montaje: Robert Wise y Mark Robson
Música: Bernard Herrmann
Fotografía: Gregg Toland y Harry Wild
Vestuario: Edward Stevenson
Idioma: Inglés.
País: Estados Unidos.
Año: 1941
Duración: 117 minutos
Link: http://www.cineclasico.com/drama/kane/kane.htm




Trailer

7 comentarios:

rocio_mariela dijo...

hace mucho q he buscado esa pelicula, primera vez que entroa tu blog... ¿sabes donde la puedo encontrar? por fass

Jorge Valenzuela dijo...

Hola Rocío, bienvenida a este modesto blog.

Bueno, yo esta película la compré hace ya algunos años, pero es verdad, es difícil encontrar este tipo de clásicos en medio de tanta producción que aparece cada vez.

Te recomiendo buscar en tiendas que venden por internet, o tiendas de DVD especializadas. No quiero aconsejarte que compres pirata, pero para un clásico como este, la verdad es que todo vale.

Saludos.

Bolux dijo...

O.o Waaa!!! 66 años de esta pelicula, mmmmm como que va ser un poco dificil de conseguir aca en el pais. (Revisare los rentavideos) haber que tal me va....
GRACIAS

Y que bueno que vuelves al camino
Ya tenias rato de no Postear.

Saludos
:D

caugirl dijo...

Orson Welles marcó la historia del cine y digo él, no ésta película.

Esta película esta considerada por los críticos como la mejor película de la historia, y se dice que marcó el cine. Pero realmente fue el director, el que hizó tal cosa.
Ciudadano Kane, es una película explendida, puede que su mejor film. Pero Welles es quién creo escuela.
El manejo de la cámara de Welles fue rompedor en su tiempo, quisó qebrar las pautas que existian en hollywood sobre ello, y lo demostró con esos movimientos vertiginosos de cámara o con el uso de planos secuencia. Su montaje resultaba y resulta genial.
En ésta película se pueden ver infinidad de recursos usados por Welles; la profundidad de campo, el flashback, el collage... y todos ellos increibles para su época, así el maestro empezó a crear escuela.

Recomendar otras obras maestras de este gran manipulador. "El proceso" o "Sed de mal"

metamorfosis dijo...

Sin lugar a dudas la mejor película de toda la historia del cine. Lo que más admiro del film es la genialidad de su creador: Un chico de25 añitos para ese entonces que fue capaz de crear esa JOYA del sépimo arte.
Por cierto para los que desean ver la peli, les digo que hay un canal de tv por cable llamado TCM, en la que han transmitido Citizen Kane varias veces. TCM se especializa en pelis clásicas (décadas 30-40-50) . Suelen dedicar ciclos completos de un mes a un director específico (Billy Wilder, John Houston- Alfred Hitchcock, etc, etc y claro, Orson Wells). Desafortunadamente yo ya no tengo este fabuloso canal porque Intercable cometió la burrada de quitarlo de su paquete.

Betsabé Martinez dijo...

Buscando qué era Rosebud (no advertí que era un trineo), veo que hay mucha coincidencia en interpretar en distintos sitios que representa a su infancia feliz.
No coincido. Se obvia que la suya NO era precisamente una infancia feliz.

Cuando él se niega a irse con el tutor y dejar a la madre el padre dice que debería golpearlo, a lo que la madre le contesta "¿Eso es lo que harías? Pues mejor es que te vayas a donde (ya) no te pueda golpear" o algo así.

Es decir, se SUGIERE que era un chico golpeado por el padre y que la madre intenta apartar/salvar al hijo de ese padre.

No obstante, la separación de su madre fue traumática ya que no quería separarse de ella, en ese sentido, podría decir que Rosebud representa al trineo y éste a la madre perdida y al desamor que se acentuó mucho más a partir de ese momento (al perder a la madre pierde el amor que de ella sí recibía).

Betsabé Martinez dijo...

ACLARACION: Cuando digo que en distintos sitios se habla de infancia feliz me refiero a que en toda la web parece prevalecer esa idea...

A menos que se hable de que Wells mismo ha llegado a idealizar esa infancia que, aunque no feliz en sentido estrico, al menos contaba con la cercanía de la madre, que no es poca cosa...

Muy bueno el post! Tanto que me motivó a dar mi opinión al respecto.