domingo, mayo 14, 2006

El Muelle - 'Dos Grandes en Pugna'

... Una vez más impecables actuaciones de Gérard Depardieu, como el calculador y maquiavélico Denis Klein, y el siempre sorprendente Daniel Auteuil, en un rol que se destaca por no ser un ejemplo de policía, pero al menos con rasgos más cercanos y terrenales respecto al complejo ser humano al cual le tocó representar ...


El Muelle

DOS GRANDES EN PUGNA




No podemos olvidar que el cine francés tiene entre sus grandes marcas registradas el ser capaz de producir excelentes productos cinematográficos en dos estilos diametralmente opuestos, estos son la comedia y el género policial. Y tanto es así, que hasta los principales rostros galos de la pantalla grande pueden interpretar roles en ambos géneros, sin que estos papeles les conlleve una estigmatización en sus carreras, todo lo contrario, el ser capaces de diversificarse como actores solo les ha traído elogios. Este es precisamente el caso de dos de los mejores actores de Francia, y porqué no decirlo, del mundo. Me refiero a Gérard Depardieu y Daniel Auteuil.

A estos dos colosos del cine francés ya se les conoce como la dupla Depardieu-Auteuil, puesto que aún es recordada la excelente comedia del año 2000, “El Closet”, en que ambos actores les dieron vida a dos empleados que sutilmente interpretan a hombres que se debaten entre la homosexualidad real y fingida. Pues bien, este año 2006, con casi dos años de retraso, nos llegó una nueva película donde puede vérseles nuevamente enfrentados, pero esta vez dentro de una historia policial que como pocas, logra magnetizar los sentidos y presentarnos una historia tremendamente cautivante, así como bien lograda. El Muelle, del director Olivier Marchal, es lo nuevo y mejor del cine policial francés que hemos podido apreciar desde hace dos meses en Chile.



Marchal lo que intenta conseguir a través de “El Muelle” es devolvernos el sentido más clásico del género policial, donde no solo las balas y los golpes sean el ingrediente principal de una historia llena de acción, sino que además quiso poner en primer término los aspectos sicológicos y las bajezas más miserables que pueden encontrarse dentro de un sistema policial, en este caso del parisino. A través de estas luchas intestinas, a cargo de Léo Vrinks (Auteuil), jefe de la Brigada de Investigación e Intervención, y Denis Klein (Depardieu), jefe de la Brigada de Represión de la Delincuencia, la historia presenta una intensa y excitante batalla por el control de la sede de Policía Judicial 36, Quai des Orfebres.

La pugna deriva cuando el director de la policial judicial Robert Mancini (André Dussollier) literalmente pone en competencia a Vrinks y Klein luego de ordenar como prioridad número uno el dar con el paradero de una peligrosa banda de atracadores, los cuales con una violencia y asertividad que ha descolocado a la policía de París ha actuado con total impunidad. Este es el momento preciso para que ambos policías, amigos en apariencia, pero rivales en lo profesional y personal, se vean las caras y actúen a su modo para lograr con el objetivo impuesto por Mancini.



Justamente es el proceder tan disímil de ambos hombres lo que desencadenará esta pugna que terminará siendo una verdadera guerra interna dentro del departamento de policía, puesto que Vrinks y Klein, especialmente este último, no se caracterizan por usar métodos del todo ortodoxos para conseguir información y hacerse notar, y aunque Vrinks podría presentarse a primera vista como el menos corrupto, no es tampoco un ejemplo a seguir, y peor aún, al ser víctima de un chantaje y posterior desenmascaramiento, quedará en las manos de Klein, quien no solo se alzará victorioso frente a su rival, sino que además le hará pagar caro por su error, así como también por viejas rencillas, entre ellas amorosas.

Como toda historia policial que se precie de tal, no pueden estar ausentes los momentos humanos que logran suavizar la rudeza de una trama a ratos brutal, y es ahí donde rescato uno de los grandes méritos en la dirección de Olivier Marchal, y que consiste en presentar las historias secundarias, como el matrimonio de Vrinks con Camille (Valeria Golino), la amistad filial de este con una cuarentona prostituta, y por su puesto, los lazos de lealtad entre Vrinks y sus dirigidos dentro de la 36, centrándolas siempre en relación a la rivalidad con Klein, quien precisamente por medio de estas aristas en la historia se contrapone al carácter un poco más humano de Vrinks.



Una vez más impecables actuaciones de Gérard Depardieu, como el calculador y maquiavélico Denis Klein, y el siempre sorprendente Daniel Auteuil, en un rol que se destaca por no ser un ejemplo de policía, pero al menos con rasgos más cercanos y terrenales respecto al complejo ser humano al cual le tocó representar. Todas las actuaciones secundarias sobresalen, con lo cual el valor agregado de “El Muelle” es muy superior comparado al de otras cintas de policías, mafiosos y vendettas. La banda sonora a cargo de Erwann Kermorvant y Axelle Rendir es otro punto a considerar, ya que su inclusión en las escenas precisas marca un punto no menor en cuanto a impacto y concentración de parte del público. Una gran dirección y un excelente guión.

Así como para muchos sería un placer ver a dos monstruos del cine anglo en una cinta de acción, como Tom Hanks con Daniel Day Lewis, o Clint Eastwood con Jack Nicholson, para mí en lo personal no pudo ser más gratificante reencontrarme nuevamente con esta dupla de oro del cine francés como lo son Daniel Auteuil, quien se lució en la comedia “El Restaurante” del año pasado, junto al corpulento Gérard Depardieu, quien ya a estas alturas no necesita mayor presentación.

Aunque ya lleva un tiempo considerable en la cartelera local, aún es tiempo de poder disfrutar a una de las mejores películas del año, y que se une a títulos como “Oldboy” y “Una historia Violenta”, entre las cintas de acción y violencia que han sobresalido en lo que va de este año 2006.


Excelente




Ficha Técnica:

Nombre: El Muelle (36, Quai des Orfèvres)
Género: Policial
Dirección: Olivier Marchal
Guión: Olivier Marchal, Franck Mancuso, Julien Rappeneau, Dominique Loiseau
Reparto: Daniel Auteuil, Gérard Depardieu, André Dussollier, Roschdy Zem, Valeria Golino, Daniel Duval, Francis Renaud, Catherine Marchal, Guy Lecluyse, Alain Figlarz
Producción: Cyril Colbeau-Justin, Jean-Baptiste Dupont y Franck Chorot
Música: Erwann Kermorvant y Axelle Renoir
Fotografía: Denis Rouden
Montaje: Hachdé
País: Francia
Idioma: Francés
Duración: 110 minutos
Año: 2004
Link: http://www.actuacine.net/Fiches/36quaides-orfevres.htm

4 comentarios:

.:: blackbird ::. dijo...

Qué buena película!!!

Coincido totalmente con usted, junto a Old Boy y Una historia Violenta ha sido lo mejor de este año en películas de acción.

Increible como ya estamos armando, o como van ya saliendo los mejores títulos del año...

Le recomiendo que vea Match Point, la última de Woody Allen, se estrena pronto. A mi todavia me tiene fascinado, y eso que la vi hace como un mes ya...

Saludos

C.

Jorge Valenzuela dijo...

Mister, aprovecho de adelantarle algo... estese atento en mi blog durante la última semana de junio de este año. Tendré algo preparado, y esta película de Olivier Marchal... no, mejor no te adelanto nada más por ahora, je, je...


"Match Point" la espero con ansias. He tenido oportunidades para verla cuneteada, pero prefiero esperar su estreno en el cine. No fomentemos la piratería...

Andaaaaaaa!!! Jajaja...


Visitaré tu blog.

Demian dijo...

Como que me dieron ganas de ver esta película...

Thanks

Jorge Valenzuela dijo...

Hola Demian, bienvenido.

Esta es una gran película, y que pronto estará disponible en DVD.


Saludos.