lunes, septiembre 18, 2006

El Niño - "Un Dudoso Arrepentimiento"

... Se trata de una gran película, un imperdible para quienes dicen amar el buen cine y esperan constantemente estrenos alejados del agobiante marketing norteamericano, aunque tampoco se trata de un título que podamos encasillar dentro de ese estereotipado concepto de “cine arte”, ese que más que cautivar simplemente aburre...


El Niño

UN DUDOSO ARREPENTIMIENTO





A solo un mes de haber conocido a su excelente predecesora, la belga “El Hijo”, durante el pasado Festival Internacional de Cine de Santiago, llegó ahora a nuestro país una clara aspirante a convertirse en la mejor película del año, exhibiendo entre sus conquistas la apetecida Palma de Oro de Cannes en el 2005. Hace algunas semanas, además, se alzó como mejor largometraje en otro certamen chileno de séptimo arte, el Festival de Cine de Valdivia. Con semejantes pergaminos se trataría de un tremendo error no asistir a ver esta magnífica cinta de los hermanos Jean-Pierre y Luc Dardenne, sin embargo son mucho más que los premios y trofeos lo que distinguen a El Niño, pudiendo afirmar sin pecar de soberbia que esta producción está destinada a convertirse en un clásico del cine europeo e internacional.

Los hermanos Dardenne ya tienen un sello propio en cuanto a cinematografía, y quienes han podido apreciar sus elogiados trabajos podrán dar fe de aquello. Tanto “La Promesa”, “El Hijo” y “El Niño” tienen un estilo donde la dirección se centra claramente en los actores mediante tomas y secuencias en primeros planos, destinados a no perder ni un solo detalle del comportamiento de quienes llevan el hilo conductor de las historias. Muchas veces el trabajo de cámara es el verdadero motor en las escenas, convirtiendo al espectador prácticamente en la sombra de los personajes.



“El Niño” no se aleja en absoluto de este sello, pero lejos de ser una crítica por falta de originalidad, lo que ambos hermanos belgas ponen en marcha es una continua e inteligente lógica que va adecuándose según la historia y los personajes que quieren exponer. Así como en “El Hijo” el actor Olivier Gourmet fue retratado de pies a cabeza como el atribulado instructor que se hace cargo de quien destruyó su vida, en “El Niño” el joven actor Jérémie Renier, quien le da vida a Bruno, no tiene ninguna chance de engañar al espectador mediante sus artimañas, que por momentos lo convierten en un despreciable villano, en otras en un inmaduro exasperante y finalmente en otra víctima que clama por misericordia.

La dirección de los Dardenne tiene por misión retratar a este "niño" crecido a tal punto, que ni siquiera es necesario esperar el final para formarse un juicio sobre él, ya sea a favor o en contra. La historia de hecho podría parecer un drama perturbador, ya que nos presenta a una pareja de despreocupados jóvenes que viven de los robos menores de Bruno, en conjunto con otros menores de edad, y del subsidio que recibe del Estado Sonia (Déborah François), su pareja.



Sin embargo, pese a la vergonzosa e irresponsable situación en que llevan sus vidas Sonia y Bruno, hay un elemento que pareciera llevarlos hacia un punto de inflexión, al menos en cuanto a sus prioridades. Ambos acaban de ser padres de un hijo varón. Este niño sin embargo, que se supone sería el motivo que uniría más a la pareja, y quizás enmendar sus vidas, lamentablemente termina por enfrentarlos casi irreconciliablemente, puesto que Bruno, aprovechándose de un paseo junto a Sonia, pone en marcha un plan que venía urdiendo mucho antes, consistente en vender al infante por una suculenta suma de dinero.

Una vez hecho el ‘negocio’, Bruno regresa como si nada donde Sonia, empujando tranquilamente el coche donde habían llevado al menor de paseo. La pobre muchacha termina desmayada tras enterarse de la verdad por boca del propio Bruno, en especial, cuando le escucha decir que solo bastaba con que tuvieran otro para sanar aquella pérdida. De ahí en adelante la relación entre ambos jóvenes se triza de manera definitiva, sin importar que Bruno logre recuperar el menor, aunque haya sido más por la denuncia que Sonia hizo a la policía que por un arrepentimiento propio.



También hay espacio para la redención, como en todas las películas con el sello Dardenne, pero en este caso posterior al dolor que precede el arrepentimiento, simbolizado en el duro trance por el cual debe pasar Bruno una vez que se queda sin el apoyo de Sonia y debe hacerle frente a las represalias de quienes lo ayudaron en su macabro plan con el infante. De esta manera, la interpretación de Jérémie Renier se transforma en lo mejor de la cinta, ya que su paso desde el amoral que cree tenerlo todo bajo control, y la posterior víctima de sus propios actos, lo convierten en el eje de “El Niño”.

Se trata de una gran película, un imperdible para quienes dicen amar el buen cine y esperan constantemente estrenos alejados del agobiante marketing norteamericano, aunque tampoco se trata de un título que podamos encasillar dentro de ese estereotipado concepto de “cine arte”, ese que más que cautivar simplemente aburre. Con características técnicas similares a “El Hijo”, incluyendo una breve aparición del actor fetiche de los hermanos Dardenne, Olivier Gourmet, “El Niño” simplemente deslumbra, ya que es un excelente reflejo de la miseria humana entre aquellos que fácilmente pueden reconocerse en una metrópolis, inmersos en la comodidad que les reporta una vida destruida por la inmadurez. ¿Una crítica entonces hacia la juventud? En ningún caso, aunque fácilmente algunos podrían entenderlo así, más aún si no han visto la película.

En definitiva, un regalo para esta segunda mitad del año.


Excelente





Ficha Técnica:


Nombre: El Niño (L’Enfant / The Child)
Género: Drama
Dirección: Jean-Pierre y Luc Dardenne
Guión: Jean-Pierre y Luc Dardenne
Reparto: Jérémie Renier, Déborah François, Jérémie Segard, Fabrizio Rongione, Olivier Gourmet, Mireille Bailly, Samuel De Ryck, Sophia Leboutte, Frédéric Bodson, Léon Michaux
Producción: Jean-Pierre Dardenne, Luc Dardenne y Denis Freyd
Fotografía: Alain Marcoen
Montaje: Marie-Hélène Dozo
Vestuario: Monic Parelle
País: Bélgica, Francia
Idioma: Francés
Duración: 100 minutos
Año: 2005
Link: http://www.sonyclassics.com/thechild/



Otras opiniones sobre "El Niño", de los hermanos Dardenne:

Revista "Voraz"

Blog "Influencias", de Novotny

Este fue mi comentario sobre El Hijo, su antecesora.

1 comentario:

Bolux dijo...

Suena Fumada la "Gua" buscar haber donde la encuentro ^-^
con ala otras que comentas compadre si que cuesta un huevo
que lleguen por estas Tierras asique Busco las
mas accesibles .. esta me parece que la puedo encontrar
por aca jejeje
SuerteP
XD