domingo, abril 02, 2006

Capote - 'El Poder de la Persuación'

... definitivamente Philip Seymour Hoffman es el sinónimo de “Capote”. Y siendo la suya una actuación fenomenal, la película de Bennett Miller ya tiene asegurado un lugar destacado dentro de lo mejor de este año ...


Capote

EL PODER DE LA PERSUACIÓN





La quinta producción nominada al Oscar de este año como mejor película, y que me faltaba por comentar, tiene ese magnetismo psicológico difícil de resistir para quienes se consideran adictos al cine de biografías. Y es que precisamente Capote, en cuya dirección estuvo el newyorkino Bennett Miller, cumple con la finalidad de retratar a un personaje clásico de la cultura norteamericana, en este el escritor Truman Capote, con una mirada netamente personal, y muy lejana a la rimbombancia con que otros directores han pretendido darnos a conocer a otros mitos de la cultura norteamericana, el gran mérito de su director sobrepasa cualquier prejuicio contra cintas biográficas como las que hemos visto con anterioridad, consiguiendo así aplausos generalizados en todo el orbe, lo cual no es un hecho menor para una producción holywoodense en estos últimos tiempos.

Basada en la obra literaria de Gerard Clarke, “Capote” es la recreación del nacimiento de una de las obras literarias más importantes del polémico escritor homosexual: “ A Sangre Fría”. En este trabajo Miller nos presenta las facetas del llamativo Truman Capote, a la hora de usar sus métodos para adentrarse en los casos y acontecimientos que han dado vida a sus historias, en este caso, un sanguinario crimen que dejó a toda una familia de granjeros de Kansas como víctimas fatales. Bennett Miller no solo indaga en los métodos investigativos y de persuasión del escritor para recavar la verdad de los acontecimientos, sino además, revela un genuino retrato de la personalidad egocéntrica de Capote, la que en definitiva fue su mejor arma para conseguir resultados memorables en sus trabajos para el New York Times.



El actor estadounidense Philip Seymour Hoffman da un ancho impresionante a través de su caracterización del afeminado escritor, siendo precisamente su notable actuación como el pintoresco Truman la mejor herencia que nos deja el trabajo de Miller. Al menos en esta categoría, la de mejor actor principal, el Oscar 2006 fue muy justo a la hora de premiar a Seymour Hoffman, aunque esto le significó a “Buenas Noches y Buena Suerte”, la injustamente perdedora de aquella noche, dejar sin el galardón a David Strathairn, quien también hizo una caracterización formidable del legendario periodista Edgard R. Murrow. Sin embargo, el ahora cotizado y robusto actor norteamericano logró dejar en segundo plano el interés por la tendencia sexual del escritor a quien interpretaba, para centrar la atención en los métodos y en los plazos que Capote se dio para dar con la verdad de aquel crimen.

Si bien es cierto que en la trama queda la sensación que el novelista formó lazos sentimentales con uno de los victimarios, Perry Smith (Clifton Collins Jr), no es precisamente este supuesto amor homosexual el que logra conseguir la revelación de cómo estos los dos peligrosos delincuentes, Smith y Dick Hickock (Mark Pellegrino), fraguaron y ejecutaron el múltiple crimen, y mucho menos el motivo de éste. Es simplemente la persuasión de Capote la que da sus frutos en Smith, más allá del paso de los meses tras haberse conocido y a que aparentemente, porque nunca queda manifiestamente claro, los sentimientos del rubio escritor hacen mella en la mente sicótica del asesino descendiente de indios, con el cual el escritor-investigador logra una amistad filial. Gran actuación secundaria por lo demás la de Clifton Collins Jr., quien también juega con las percepciones al no dar señales claras de querer colaborar por sentirse arrepentido, o por buscar a como de lugar su salvación de la pena capital.



Aunque la actuación de Philip Seymour Hoffman es lo mejor de esta cinta, ya que retrata de manera magnífica a este sujeto que en su tarea investigativa logra empatizar tanto con uno de los asesinos como con el agente de la Oficina de Investigación de Kansas, Alvin Dewey (Chris Cooper), no es menos cierto que la película tampoco está destinada a convertirse en un clásico masivo, pese a la excelente facturación en cuanto a dirección, producción y actuaciones, ya que su ritmo quizás le jugará en contra a gran parte de los espectadores que busquen una historia de culto en cuanto a asesinatos e investigaciones policiales. “Capote” más bien está destinada a quedar inolvidable dentro de un público más selectivo, quienes seguirán el hilo conductor hasta en su más mínima hebra, ya que el guión es otro de los puntos altos en esta historia biográfica de uno de los literatos más célebres del siglo XX.

Lo reitero, quienes gusten de las grandes actuaciones, personificaciones que se convierten en clásicos del cine mundial luego de retratar a hombres o mujeres que han dejado una huella imborrable, “Capote” es la cinta indicada para este año 2006. La película tiene muchos más detalles técnicos que la hacen sobresalir, incluso por encima de otra competidoras que tuvo en la última ceremonia de premiación de los Oscar, pero definitivamente Philip Seymour Hoffman es el sinónimo de “Capote”. Y siendo la suya una actuación fenomenal, la película de Bennett Miller ya tiene asegurado un lugar destacado dentro de lo mejor de este año.


Excelente





Ficha Técnica:

Nombre: Capote
Género: Drama
Dirección: Bennett Miller
Guión: Dan Futterman. Basado en la novela "Capote" de Gerald Clarke
Reparto: Philip Seymour Hoffman, Clifton Collins Jr., Catherine Keener, Chris Cooper, Bruce Greenwood, Bob Balaban, Amy Ryan, Mark Pellegrino, Allie Mickelson, Marshall Bell
Producción: Clifton Collins Jr
Música: Mychael Danna
Fotografía: Adam Kimmel
Montaje: Christopher Tellefsen
País: Estados Unidos
Idioma: Inglés
Duración: 110 minutos
Año: 2005
Link: http://www.sonypictures.com/classics/capote/

3 comentarios:

Hijo Tonto dijo...

Capote es, con su permiso, la misma mierda que Ray.

Jorge Valenzuela dijo...

Hola mister, bienvenido a mi blog.

Bueno, en la diversidad está el gusto. Personalmente no le encuentro punto de comparación entre "Ray" y "Capote", salvo que ambos actores protagónicos se llevaron el mentado Oscar por sus correspondientes caracterizaciones. Pero nada más. De hecho, creo que Javier Bardem en "Mar Adentro" tuvo un desempeño mucho mejor que el de Jamie Foxx, y creo que los gringos lo percibieron igual, por eso no nominaron al español esa vez. Sin embargo, creo que Philip Seymour Hoffman sí tuvo una performance destacada, y siento que puede aspirar al título de mejor actor del año independiente de su Oscar.

Pero insisto, son opiniones subjetivas. Todas respetables.

.:: blackbird ::. dijo...

Perdón pero...¿hay algo que "hijo tonto" encuentre bueno??

Para los ya acostumbrados a sus descargos, déjeme decirle que son una lata...

Say no more.

Capote es un notable rompecabezas de buenas interpretaciones. Con una sobria y sutil dirección de arte y fotografía.