domingo, junio 25, 2006

Cars - 'La Gasolina se Agotó'

... es difícil que este trabajo logre dejar huellas, por más exitosa que sea su taquilla tanto en Chile como en el resto del mundo, dejando un enorme signo de interrogación para las nuevas ideas que seguramente irán naciendo en la industria norteamericana ...


Cars

LA GASOLINA SE AGOTÓ





Podría decirse que este era uno de los estrenos más predecibles en lo que va del año, una película animada, de corte familiar, entretenida, ideal para las vacaciones de invierno y con el sello de los estudios Disney en co-producción con Pixar, quienes luego del fenómeno que resultó ser “Los Increíbles”, a fines del año 2004, quisieron mantener la fórmula que los llevó a disputarle palmo a palmo el liderazgo en este tipo de producciones al coloso Dreamworks, los máximos responsables de otro fenómeno mediático dentro del cine en CGI: “Shrek”.

Todo indicaba que, manteniéndose intacta la comedia americana a través de personajes fácilmente identificables con la cultura del país del norte, solo sería cuestión de asistir junto a los hijos, sobrinos o amigos a pasar un rato agradable junto a otra comedia que hiciera olvidar la rutina. Pero no, aunque nunca llegó con otras pretensiones más que empatizar con el público más infantil, lo cierto es que Cars, el nuevo producto estrella de la animación en CGI y que actualmente lidera la taquilla en su país de origen, cumple a duras penas con su cometido, el de entretener. La fórmula tarde o temprano terminó por agotarse.



La creatividad estadounidense esta vez nos presenta a otra de sus historias alusivas al amor, la amistad a toda prueba y la exaltación de los valores más elementales a través de personajes que están llamados, o al menos eso pretenden sus realizadores, a convertirse en protagonistas inolvidables para el público. Sin embargo, lo llamativo de “Cars”, cuyo director es el norteamericano John Lasseter, es que esta vez los anfitriones que dan vida a la trama no son seres humanos, como tampoco animales o monstruos, aunque en el caso de estos últimos solo su fisiología los distingue de las caricaturas del homo sapiens. Acá los llamados a entretener mediante sus aventuras son automóviles, principalmente autos de carrera, aunque también participan camiones, tractores y todo tipo de vehículos mayores.

Rayo McQueen, un rojo y promisorio automóvil de carrera, está decidido a coronarse triunfador en el óvalo del campeonato de la Copa Pistón, en California, sin embargo, mientras es trasladado de noche se pierde debido a un descuido tanto propio como de quienes lo acompañan, terminando de manera accidental en un olvidado pueblo, Radiador Springs, luego de correr a toda velocidad por un camino que ya ni figura en los mapas, la ruta 66, en su intento por retornar a la carretera principal. Aunque su extravío supone un duro golpe para sus ambiciones, más aún cuando es detenido por exceso de velocidad por el sheriff del pueblo, un viejo automóvil policial, su desgracia no será del todo negativa, ya que entabla amistad con Mater, una chatarra oxidada, conocerá a Doc Hudson, un ex campeón de carreras, y terminará inevitablemente enamorado de Sally, un atractivo y femenino Porsche azul.



Los detalles que complementan esta historia son imaginables por todos a estas alturas, como hallar el real valor de las cosas, entre ellas la amistad fraternal, y ese archiconocido descubrimiento de los valores intrínsecos que afloran justo en momentos difíciles, convirtiendo en heroicos a los protagonistas, en este caso a Rayo McQueen al finalizar la última vuelta tras su regreso al campeonato, dejando atrás sus aventuras en Radiador Springs. Como historia entonces, la de este coche con ojos azules y voz de niño bueno resulta bastante pobre, tanto así que apenas consigue risas entre el público, incluidos los niños, situación que indica claramente que por más que los estudios norteamericanos quieran disfrazar comedias disparatadas con personajes animados, ya poco y nada logran sorprender tras producciones como “Madagascar”, “Los Increíbles”, “Monster Inc.” o “Shrek”. Por otro lado, alargar la historia cerca de dos horas tampoco ayuda mucho a mantener concentrados a los niños, el público objetivo de este tipo de cintas.

Rescato en todo caso de “Cars” la excelente representación virtual de los hermosos paisajes de Arizona, así como traer nuevamente a colación la triste realidad de los caminos y pueblos que terminan desapareciendo de los mapas, producto de la nueva economía y los avances que minimizan las distancias. Aún así es difícil que este trabajo logre dejar huellas, por más exitosa que sea su taquilla tanto en Chile como en el resto del mundo, dejando un enorme signo de interrogación para las nuevas ideas que seguramente irán naciendo en la industria norteamericana. Ojala que resultados como este no desmotiven al público que espera periódicamente películas de animación como este trabajo de John Lasseter, las que por ahora, luego de la exitosa segunda parte de “La Era del Hielo”, quedan en deuda. A veces aburrir es mucho peor que no gustar del todo.


Regular






Ficha Técnica:

Título: Cars
Género: Animación
Director: John Lasseter
Guión: John Lasseter y Dan Fogelman
Voces: Owen Wilson/Guillermo Romero, Bonnie Hunt/Yolanda Mateos, Paul Newman/Víctor Valverde, Larry The Cable Guy/Carlos Kaniowsky, Michael Wallis/Francisco Hernández, George Carlin/Luis Marín, Paul Dooley/José A. Ceínos, Cheech Marin/José A. Escobosa, Jennifer Lewis/Isabel Donate, Tony Shalhoub/Antonio Villar, Richard Petty/Miguel Zúñiga, Michael Keaton/Salvador Aldeguer
Producción: Darla K. Anderson
Música: Randy Newman
Montaje: Ken Schretzmann
Idioma: Inglés (Doblada al Español)
País: Estados Unidos
Año: 2006
Link: http://disney.go.com/disneypictures/cars/

6 comentarios:

Doble Crítica DAC dijo...

Totalmente de acuerdo; la historia de los automóviles de carrera deja mucho que desear, ni comparable con "The Lion King", que va en una línea parecida, la de exhaltar los valores del compañerismo, el respeto, etc. Es parecido a lo que se dice que ocurre con "El Código Da Vinci": marketing ante todo.

Gracias por opinar en mi blog, estuve desaparecido, pero ya volvi, te espero.
Saludos.

Esther Croudo Bitrán dijo...

En esta pilícula si puedo opinar. Ayer la fuí a ver con mi familia y nos gustó a los 4, livana, entretenida y con un mensaje claro.

Es cierto que es muy simple, pero los niños opinaron que era bakan y es a ellos a quien está dirigida.

La sala (en Antofagasta) estaba llena, con guaguas, celulares, exceso de cabritas en el piso...lamentable.

Concuerdo contigo: los paisajes estaban muy bien representados.

Saludos

Fran dijo...

jojojo... bueno... no es el estilo de peli que veria gratis... mucho menos iria al cine.

Esperare a que la den por la tele.

Anónimo dijo...

Fuimos al cine el domingo pasado a verla con los niños, en lo personal me aburrio mucho , esperaba más.Creo que lo más destacable fué cuando pasaban los créditos jajjja.
Destacar ademas los paísajes, una cosa que me deja claro que en gustos no hay nada escrito a mis tres hijos les encanto.

butterfly dijo...

Jorge Valenzuela dijo...
Hola Gabriela, qué bonita actividad en la que participaste, bla bla bla Lo que no me queda muy claro, es cuál de las tres que está con delantal eres tú, je, je...

Un gran saludo para ti, y te espero en mi blog, sobre todo este fin de semana :)

Un beso para ti.

Oye como te burlas de mi por lo del delantal, obvio soy la mas bonita ahi pues.

Y tu invitación a tu blog el fds la acepto, siempre y cuando tengas algo rico para compartir.. un dulcecito, un vinito o algo por el estilo...

y un beso es muy poco pu Jorguito mínimo dos..jajjaja

bye 3 besos para tí...

butterfly dijo...

oye se me olvidó contarte, cuando te pedí me recomendaras algo para ir al cine con mi hija y jajja quiso ir a ver LA PROFECIA. Leí tu comentario de la película, coincido plenamente contigo.
Lo único que hice fue reirme por los medios saltos que di, por culpa del sonido, estaba en la 8º fila y terminé en la primera, fue puro reirme.....a mi hija le cargó..

yap ahora si que no te molesto más
byeee, 4 besos para ti...jajja