lunes, febrero 12, 2007

Cartas desde Iwo Jima - 'Heroísmo sin Diferencias'

... “Cartas de Iwo Jima” no solo desplaza a un segundo lugar a su contraparte “La Conquista del Honor”, sino que además, marca un antes y un después en la filmografía bélica de una industria que pecó demasiado de autorreferente y nacionalista...


Cartas desde Iwo Jima

HEROISMO SIN DIFERENCIAS






Cuando todos suponíamos que Cartas de Iwo Jima, la versión nipona de Clint Eastwood sobre la mítica isla japonesa en la Segunda Guerra, iría fija en la quina a mejor película de habla no inglesa en los premios de la Academia, sorpresivamente nos encontramos con que su exclusión en esta categoría se debió a que fue nominada derechamente a mejor película del año. Si bien en un primer momento esto desconcertó a algunos entendidos, puesto que pese a ser una producción norteamericana está hablada casi íntegramente en japonés, y con un elenco nipón de primer nivel, lo cierto es que después de verla queda completamente claro el motivo de esta situación. La nueva joyita del director de “Los Imperdonables”, y héroe de generaciones después de personificar a “Harry, el Sucio”, es claramente la mejor de las cinco producciones que van por el Oscar este año, aunque no es difícil prever que difícilmente se llevará alguno de los premios mayores.

Aunque “La Conquista del Honor” fue el primer trabajo sobre esta decisiva batalla que el director de “Million Dollar Baby” nos entregó hace poco menos de un mes, con la visión crítica de una sociedad ‘americana’ que no supo valorar, o simplemente no quiso hacerlo, a tres de sus supuestos héroes de guerra que clavaron la bandera tricolor en el monte Suribachi de Iwo Jima, la verdad es que los primeros minutos de aquel film, más los recuerdos que cada cierto tiempo volvían a la mente de los protagonistas, fueron los primeros nexos que comenzamos a conocer de esta historia protagonizada por Ken Watanabe, porque si bien ambas producciones están inspiradas en célebres best sellers, “Flags of Our Fathers” de James Bradley y Ron Powers, y "Picture Letters from Commander in Chief" de Tadamichi Kuribayashi, Clint Eastwood las unió a través de instantes precisos, como el suicidio de algunos japoneses con granadas dentro de las cuevas, al punto de hacer de la batalla un todo único, que no obliga a ver ambas producciones para entenderlas, pero sí para complementarlas.



Pero a diferencia de “La Conquista del Honor”, donde el dolor, si así podríamos llamarlo, se deja caer mediante la indecisión y la frustración de tres soldados que apenas pudieron continuar con sus vidas después de la guerra y el reconocimiento público, la trama de “Cartas de Iwo Jima” se centra exclusivamente en la planificación y el desarrollo que las tropas japonesas pusieron en práctica para defender hasta la muerte aquella isla de arenas negras, primer eslabón que las tropas enemigas, en este caso las estadounidenses, debían conquistar para acceder posteriormente a Tokio.

La historia comienza cuando décadas después de haber finalizado la guerra, se desentierran cartas que fueron escritas por uno de los soldados nipones que participaron en aquel combate. No se tiene claro si se trata de un sobreviviente o de otro los mártires del alicaído ejército del, otrora, poderoso imperio japonés, pero a medida que avanzan los minutos la cartas de Saigo (Kazunari Ninomiya) van relatando las órdenes que debió seguir junto a algunos de sus compañeros en el frente, aunque la estrategia del general Tadamichi Kuribayashi (Ken Watanabe) desconcertaron a muchos de ellos, porque a pesar de saberse siempre disminuidos en número frente a los invasores norteamericanos, Kuribayashi fue ante todo pragmático, privilegiando la defensa de la isla mediante la espera del enemigo, nunca yendo de frente.



Además de Saigo, quien debió dejar obligadamente a su esposa e hija para ir a luchar en una batalla perdida de antemano, están entretejidas las historias de Shimizu (Ryo Kase), un ex policía que fue degradado por no cumplir una orden oprobiosa, el barón Nishi (Tsuyoshi Ihara), un oficial cuyo honor incluso lo hace apiadarse de un joven soldado estadounidense que fue herido de gravedad, y el teniente Ito (Shidou Nakamura), quien lleva a su bravura hasta el límite, y que prefiere morir antes de rendirse y exige la misma conducta a los demás. Inmersos en este oscuro panorama, siempre con ese estilo melancólico y profundo que Eastwood le imprime a cada uno de sus films, la historia va detallando el duro proceso de estos hombres que bajo sus propios códigos, además de sus experiencias de vida, intentan darle sentido a cada momento que aún pueden vivir, antes de encontrarse con la muerte.

Repito, la película no pudo estar más acorde al sino trágico del cine Clint Eatswood, quien sin recurrir al bombardeo rápido de imágenes y recuerdos va presentando a cada uno de sus personajes en el contexto más profundo de la historia que está contando, tomándose todo el tiempo necesario para ir describiéndo a sus personajes frente al público. Es así como sorprende que luego de décadas de haber demonizado a los soldados japoneses como adversarios de los norteamericanos, por primera vez Hollywood va más allá de retratar la visión de estos como la de los perdedores, sino que además, recurre a los mismos esquemas con los que han inmortalizado a muchos de sus propios héroes. Así se explica que personajes como los de Ihara y Kuribayashi fuesen mostrados como grandes exponentes de los códigos militares, sin que por ello perdieran el patriotismo que les hizo pagar con sus vidas la defensa de una isla como Iwo Jima.

Eastwood ha dicho que la guerra le sigue pareciendo un sinsentido, pero con su impecable dirección, una edición y fotografía de lujo, escenas tan reales como perturbadoras, y la impecable actuación del japonés Ken Watanabe, “Cartas de Iwo Jima” no solo desplaza a un segundo lugar a su contraparte “La Conquista del Honor”, sino que además, marca un antes y un después en la filmografía bélica de una industria que pecó demasiado de autorreferente y nacionalista. Llega entonces a nuestras salas lo mejor de esta variada cartelera veraniega del 2007.


Excelente






Ficha Técnica:


Nombre: Cartas desde Iwo Jima (Letters from Iwo Jima)
Género: Drama Bélico
Dirección: Clint Eastwod
Guión: Iris Yamashita y Paul Haggis. Basado en el libro "Picture Letters from Commander in Chief" de Tadamichi Kuribayashi
Reparto: Ken Watanabe, Kazunari Ninomiya, Tsuyoshi Ihara, Ryo Kase, Shidou Nakamura, Nae, Hiroshi Watanabe, Takumi Bando, Yuki Matsuzaki
Producción: Clint Eastwood, Steven Spielberg y Robert Lorenz
Música: Kyle Eastwood y Michael Stevens
Fotografía: Tom Stern
Vestuario: Deborah Hopper
Montaje: Joel Cox y Gary D. Roach
País: Estados Unidos
Idioma: Japonés, Inglés
Duración: 140 minutos
Año: 2006
Link: http://iwojimathemovie.warnerbros.com/lettersofiwojima/


Trailer

2 comentarios:

Angelica dijo...

Hello Jorge!

Vi hace poco La conquista del Honor, y realmente quede impactada ante la miseria del ser humano, que todo lo que toca lo tergiversa, que convierte en show hasta las mas grandes tragedias, que vende hasta su madre por un poco de popularidad.

Y eso me sigue dando que pensar.... hoy estamos mal, mañana peor.... cada dia mas y mas degradacion en nuestro planeta...

¡Por eso me gustan las caricaturas!

Abrazos

Anónimo dijo...

Mira, he revisado tu blog y te encuentro demasiado obvio en tus apreciaciones, se nota que sabes bien poco de cine, aunque en todo caso lo dejas claro en tu presentacion inicial.

Me parece un blog entretenido y ameno, ideal para gente no muy entendida en cine, pero te falta harto para ser un crítico de peso.


Saludos.